MÉTODO YUEN: una nueva forma de pensar, de sentir y de resolver los problemas de la vida


Cristina Horvath es Instructora del Método Yuen  y certificada por el mismo Dr. Yuen. Trata todo tipo de trastorno físico y no físico.

El método  Yuen ayuda a resolver no solo los problemas emocionales y psicológicos sino también los físicos. sin interferir en las decisiones médicas sino como acompañamiento ha resultado ser de gran ayuda e incluso permite menos necesidad de medicarse y menos intervenciones quirúrgicas y prevenir enfermedades más graves.

En esta época de recesión es un método muy eficaz para la prosperidad y la mejora de las finanzas.

NUEVA LÓGICA E INTUICIÓN

Una pieza clave para el dominio de su vida personal y profesional.

¿Qué haría si le mostraran en un instante que todo lo que le ha perturbado, preocupado y obsesionado durante toda su vida, a nivel físico, mental y espiritual pudiera resolverse y procesarse rápidamente?

Kam Yuen, es el equivalente moderno de los antiguos maestros de artes marciales y de curación del templo Shaolín. Desde hace más de veinte años y mediante el Método Yuen, ha tratado con éxito a muchísimas personas, con todo tipo de problemas y dolencias.

El Método Yuen abarca todo el espectro del “arte del vivir”, no sólo la salud. Consiste en identificar las principales debilidades subyacentes a un dolor, malestar, enfermedad física o mental, etc. y fortalecerlas, así como borrar el efecto negativo y acumulativo de las mismas. Se hace sin contacto físico, sin necesidad de medicamentos ni equipos sofisticados. Puede hacerse a distancia, por teléfono, Internet… Puede tratarse una persona a través de otra; por ejemplo, un hijo puede hacer de sustituto de su madre para un tratamiento determinado.

Usted tiene el mejor ordenador que pueda existir. Es hora de que lo use correctamente para resolver cualquier problema de salud, relaciones, finanzas – prosperidad, propósito en la vida, envejecimiento y gestión del tiempo. Sin necesidad de medicamentos, ni remedios ni ejercicios. Y con rapidez.